Un passeig per la Serra de Fontderola: Puigsagordi - Puig Castellar i Roc de la guàrdia

Un paseo por los tres picos que conforman la sierra de Fontderola, Puigsagordi (972m), el Puig Castellar (1016m) i el Roc de la Guàrdia (809m), perteneciente a la cordillera transversal, en el corazón de la Sauva Negra.

La Serra de Fontderola. Puigsagordi, Puig Castellar y Roc de la Guàrdia

Distancia:  15,6 km           Tiempo:  5h30' (con paradas)          Circular:     Si
Alt. máx:   1016m             Alt. mín:  545m                             Dificultad:   3/5

Creo que a partir de esta salida debo acostumbrarme a iniciar mis excursiones un poquito más tarde ya que con el cambio de hora he perdido una hora de claridad. La salida de hoy, a priori, no debería comportar ningún problema, pero como todo en esta vida todo es muy relativo.

Son las 7:30 cuando llego a Centelles, una espesa niebla bordea la cordillera y me impide ver con claridad cuales son los picos que voy a recorrer, además, aún no se ha aclarado el día por lo que la visión tampoco es muy nítida. Me tomo mi café con leche acompañado con un trocito de coca de vidre en una cafetería cercana al inicio de la excursión.

Banco de niebla sobre Puig Castellar y Roc de la Guàrdia

Sobre las 8:30 el día ya se ha levantado, un día HD (High definition). Sólo unos dispersos bancos de niebla enturbian ciertas zonas de la montaña pero ya puedo ver con claridad el primer hito del día, el Puigsagordi, un pico de 972 metros por el que puedes acceder por tres vías; siguiendo las marcas amarillas vas serpenteando por la ladera del acantilado, por las marcas rojas realizas unos pasos aéreos muy bonitos pero arriesgados y siguiendo la carretera puedes acceder en coche hasta escasos cien metros de la cima.

Amanece sobre Tagamanent
El Montseny sobre la niebla
Yo voy a ir siguiendo las marcas amarillas, así que, me toca pasear y serpentear por unos parajes maravillosos, cruzándome de tanto en tanto con los escaladores que van por el otro camino más directo. Al principio transito por caminos rurales, cruzando algún que otro campo de cultivo y ascendiendo por estrechos pasos de montaña.... hasta llegar a la señal que marca la bifurcación de: "camí/ferrada".


Les Baumes corcades
Ascendiendo por un paso aéreo
El camino ahora se eleva con rapidez por los riscos dando lugar a panorámicas impresionantes de la salida de sol tras el Montseny y de un espeso banco de niebla sobre la plana de Vic. El estrecho camino (además de estrecho la vegetación se gasta unas púas de 4 cm. que hacen mella en mis piernas y brazos) se va combinando con pasos aéreos de cordadas y grapas. Este tramo es precioso, espectacular, bonito..... y terriblemente cansado (aquí la dificultad sería de 4/5) hasta llegar a un tramo de carretera asfaltada.


Ya son ganas de complicarse la existencia
Seguimos unos 800 metros camino arriba hasta llegar a un cruce donde nos indica que estamos a escasos 100 metros del Puigsagordi. La cima es espectacular, una loma árida y desértica adornada con un fanalet (farolillo) de piedra y a su lado un mástil con una enorme estelada. Si las vistas desde más abajo eran preciosas desde aquí son espectaculares.

Vistas desde el Puigsagordi

Fanalet de pedra

Cima del Puigsagordi

Desde aquí voy a dirigirme a la siguiente fita, el Puig Castellar, un pico de 1016 metros que está a unos 3 kilómetros del Puigsagordi. Deshago parte del camino andado y vuelvo a subir por la carretera asfaltada que en breve pasará a ser un camino forestal algo tosco y descuidado. Ya a medio camino divisamos las torres de repetición y telefonía plagadas de parabólicas y aparatos de medición que adornan el Puig Castellar, tal parece un moderno bosque futurista que sustituye la vegetación y los árboles por asfalto, grava y torres de hierro.

Puig Castellar
Bosque de antenas
Justo antes de llegar al recinto que recoge las antenas un pequeño camino nos lleva al Puig Castellar. Una cruz pequeña y plateada adorna el saliente rocoso y unas vistas increibles se desplega ante nosotros. Desde aquí reconozco nuevamente los picos del Matagalls y el Turó de l'Home en el Montseny, la cumbre plana del Tagamanent y, un poco más abajo la plana de Vic que continua bajo el influjo de la niebla y los dos puntos siguientes en nuestra ruta, el Roc de la Guàrdia y la Iglesia de la Mare de Déu de l'Ajuda.

Cima del Puig Castellar
Coronando como un campeón
Dos sorbitos de agua, un plátano y a continuar el camino. Ahora el camino o pista forestal vuelve a estar asfaltado y en un abrir y cerrar de ojos llego a la Creu de Castellar desde donde puedo ver las planicies del Moianés y de Osona. A partir de aquí hago un vertiginoso descenso por un sendero húmedo, resbaladizo y con unas p**** piedras traicioneras que se sueltan a la que pisas un poco sobre ellas. Este "caminito" (por llamarlo de alguna forma simpática) me lleva casi hasta la nacional N-141C desde donde surge nuevamente una pista forestal que me llevará hasta el Roc de la Guàrdia.

De camino al Roc de la Guàrdia.
Tras la roca empieza el descenso
Entre rocas y espinas
El Roc de la Guàrdia es espectacular, posee dos miradores, el primero orientado hacia Centelles y con vistas hacia el Puigsagordi y el Puig Castellar; y un segundo mirador orientado hacia los Pirineos y la plana de Vic. En este último hay una "rosa dels vents" que nos dirige y señala los picos más representativos de los Pirineos. Tras comerme el bocadillo de jamón serranito y medio litro de agua empiezo el camino de descenso.

Mirador del Roc de la Guàrdia
Mirador "El Roc Gros"
Mirador "El Pirineu"
Rosa dels vents

El camino es estrecho, con abundante vegetación y con un suelo de tierra y piedra que parece deshacerse bajo los pies. No tiene pérdida, sólo tengo que ir guiándome por las marcas de madera que ponen Turó Gros, en referencia al Roc de la Guàrdia. En un kilómetro y medio abandono el angosto caminito para coger una pista forestal que me lleva a la iglesia de Mare de Déu de l'Ajuda en el municipio de Balenyà.

Vistas desde el Roc de la Guàrdia (Mirador del Roc Gros)
Desde este santuario que también fue llamado en su día Santa María de les Dones (S.XII) o de la Verge de la Bona Sort (S.XVII) me dirijo por pistas y caminos rurales bien cuidados y soleados hasta mi destino final. Cabe decir que, hasta hace bien poco, el Puigsagordi era considerado una cima del municipio de Balenyà pero que tras un largo pleito se le ha concedido al municipio de Centelles la posesión de esta montaña. Ya es que nos peleamos por cualquier tonteria.... en fin¡¡¡ Buena ruta.

Tras el pinar. Mare de Déu de l'Ajuda
Mare de Déu de l'Ajuda (Balenyà)
De vuelta a Centelles por caminos agrícolas